lunes, 22 de junio de 2009

Mediten: Feliz Día, Papa-natas




Bueno, un fin de semana que ya pasó, algo más que meditar y pensar.

El domingo, como es bien sabido por todos, se celebró el día del padre en Costa Rica y otros 51 países. Un día que nos tomamos para pasar con el viejo, decirle gracias por hacernos lo que somos, darle alguna muestrilla de cariño.

En fin, muy bonito, ¿no lo creen? Pues NO! Hay muchas cosas que celebrar, pero muchas otras que no tienen sentido.

Primero, ¿¿¿PARA QUE COMERCIALIZARLO??? Es lo mismo en todas las desgraciadas celebraciones: cómprele esto, llévese aquello, gaste más y más del dinero que no tiene. Me repugna, entiéndase, por cómo se lleva: no está mal regalarle algo, está mal aprovecharse de las intenciones de la gente.

¿Y qué de los hijos que sólo este día se acuerdan que tienen padre? ¿Acaso él no existe el resto del año? No estoy hablando de ser un hijo perfecto, nada más de tenerle cariño al que le sacamos las canas.

Padres violentos, recapaciten lo que le hacen a sus hijos, ¿o acaso no creen que tendrá efecto cómo los maltratan y abandonan, prefiriendo la vida fácil y el menosprecio por su sangre?????



Hay mucho que meditar: el sábado, un padre en Irán lloró por su hija, a quien le dispararon en el corazón, por causa de problemas electorales. ¡Qué crueldad! En Irán se celebra el 13 de Rajab, unos días antes de estos acontecimientos. Miramos cómo la pobre MUERE en cuestión de minutos, mientras sangre sale de su boca y oídos. El padre impotente, llora la muerte de su hija.

¿Porqué la crueldad, porqué la violencia?

Lloro junto a la familia de esta joven mujer. Lloro, porque sé lo que es que un padre pierda a su hijo. Lloro, porque sé lo cruel que es una familia pierda a un miembro. Lo sé, no sólo lo he visto con mis allegados, lo he vivido.

Así, paremos. Seamos sensatos, vivamos para el bien de todos.

Feliz día, papa.

P.D. Bebé Arael, esto es para ti. Espero que oigan tu voz de angelito.

No hay comentarios.: