viernes, 26 de junio de 2009

De vuelta en acción - Bailando con la Muerte

Bueno, después de 3 días de incapacidad, ya vuelvo a mis labores regulares.

Si se preguntan, me sacaron 2 cordales el martes, y como no podía hablar, di, entonces no pude contarles nada acáPhotobucket


En definitiva, estos días han sido interesantes, raros y curiosos.





Ayer con las trágicas noticias de las muertes de Farrah Fawcett y Michael Jackson, a mucha gente les impactó de sobremanera.

Y me causa gracia ver cómo el mundo se conmociona por la muerte de una estrella.

No nos conmocionamos de cómo un padre asesina a su bebé. Tampoco nos conmocionamos si una bomba estalla en el medio este matando 100 personas.

Pero lloramos, nos volvemos locos, gritamos, negamos, desesperamos y otras muchas cosas más cuando alguien famoso se muere.

Y en parte no lo capto. Hay muchas cosas en la vida diaria, peores, más cercanas, que nos afectan. Ya este año perdí dos grandes amigas, están en el cielo esperando. El año pasado, perdí a mi hijo. Y duele, me afecta, y lo veo más de cerca y más real que lo de las celebridades. Por estas razones, cada día me esfuerzo más por ser mejor, por dejar huella.

Pero por otra, es muy sencillo. Las estrellas, los famosos, la gente grande, los que han logrado mover el mundo, son parte de nuestro corazón, de nuestra humanidad. En parte, gracias a ellos es que logramos unirnos. Ellos nos demuestran su visión del mundo, y nos damos cuenta de que con nuestros hermanos humanos compartimos más de lo que pensamos.

Somos una familia, toda esta humanidad. No importa religión, orientación, color, género, estrato, deficiencias, lenguaje. TODOS SOMOS HUMANOS, UNA GRAN FAMILIA.

Por eso es que lloramos cuando uno grande se va, porque ellos nos muestran que los suelos pueden ser realidad. Porque ellos decidieron compartir su grandeza con el mundo. Porque ellos decidieron SER el cambio.

Descansa en paz, Farrah. Descansa en paz, Michael Jackson. Sus nombres ya están escritos en el registro del corazón humano, gracias por lo que nos dieron.










No hay comentarios.: